Ha pasado una semana desde que visitamos la feria del Helado Intersicop 2017 en Madrid, y queremos compartir con vosotros nuestra experiencia y alguna reflexión.

Fueron dos días en los que paseando por los amplios pasillos de IFEMA, recinto donde se celebró dicha feria, pudimos perdernos entre stands dedicados a diferentes ámbitos de nuestro sector: maquinaria y utensilios de fabricación, embalajes, cámaras de congelación, etc. Fueron días de coger ideas: nuevos sabores, nuevos métodos de fabricación, nuevos productos que ofreceros, etc. En resumen, dos días muy positivos que nos sirven para encarar la próxima campaña que cada día está más cerca, con nuevas ilusiones y retos que nos ayudan a mejorar con el paso de los años.

Sin embargo, también regresamos a Alicante con un sabor agridulce. Un par de horas bastaron para que entre nosotros apareciese la siguiente reflexión: el arte de saber hacer helado artesano está en decadencia.

Nos encontramos con que la mayoría de las máquinas destinadas a la fabricación de helado, están diseñadas para que el que las vaya a manipular no necesite tener la mínima noción a cerca de la laboriosa cadena que hay que seguir para fabricar un helado. Todo eran facilidades: compra leche o abre el grifo de agua, calcula los litros necesarios y añade una bolsita de concentrado del sabor que prefieras. Ahora enchufa la máquina, dale al botón y espera unos minutos…”et voilà”, tu helado está listo.

Esta concepción del proceso de fabricación de helado nos entristece ya que difiere mucho de lo que nosotros esperamos de esta tradicional profesión. Además nuestra filosofía ha sido siempre escoger materias primas de primera calidad, de productores locales, lo que quedaba de lado cuando íbamos a pedir información a cerca de una de estas máquinas y junto con ella ya nos vendían la bolsita de ese concentrado mágico, por cierto, de las pocas referencias en cuanto a materia prima se refiere que pudimos encontrar en Intersicop. Estos mejunjes dan como resultado sabores atractivos, dulces y refrescantes, resultado del cual nos reservamos la duda a cerca de su calidad.

Aún así, nos quedamos con lo positivo, con las nuevas ideas que traemos a “El Xixonenc” y que tenemos muchas ganas de compartir con vosotros un año más.

Hasta la próxima.

#elxixonenc

#endulzalavida